Londres en 3 días

bischitalondonNo es la primera vez que hablo de Londres en mi blog, pero si se trata de la primera vez que viajo a la aventura con Carlos, la persona que completa esa media naranja de la que algunos tratan cuando hablan del amor. Teníamos vacaciones y decidimos ir a Londres, como teníamos varios planes, no pudimos alargar nuestra estancia, así que decidimos hacer un viaje en plan: «Londres en 3 días» de los que hablan algunos blog. El primer plan era ir a Cardiff a ver la Doctor Who Experience, pero justo los días que queríamos ir estaban todos los hoteles ocupados ¿qué estaría pasando esos días? Quizás el destino no quería que fuésemos. Así que buscamos viaje por internet, tras buscar en varias paginas, lo mas barato fue Vueling, por unos 350€ teníamos 2 billetes de ida y vuelta para los dos juntos.

# Día 1
Para aprovechar el día, nuestro avión despegaba a las 7:00am y llegaba allí a las 7:55 am, fuimos al aeropuerto de Gatewick donde compramos tickets en el Gatwick Expres para ir a Londres. El viaje tardaba una hora mas o menos, y nos costó unas 30 £ c/u para la ida y vuelta.

Una vez llegamos a la mega estación Victoria, que era equivalente a la estación de Sants de Barcelona (o al menos así la llamamos nosotros) tras estar allí un rato tratando de averiguar como movernos, conseguimos que nos aconsejaran la tarjeta Oyster que nos costaba 5 £ a la que cargamos 25£ c/u según nos aconsejó el señor antipático que nos atendió allí.

Lo primero que hicimos incluso antes de comprar la tarjeta fue comprar una tarjeta 3G para el iPad, encontramos una tienda de Vodafone y preguntamos. Por 10£ teníamos 1GB así que ni nos lo pensamos, compramos una y directa a mi iPad mini que sería nuestro fiel compañero de viajes.

Una vez averiguamos como llegar al metro, nos encontramos con la odisea de encontrar la linea que nos llevaba hasta nuestro hotel. La parada «Bayswater» y la linea que cogimos fue la «circle line»

Llegamos a «Wedgewood Hotel» a eso de las 12 hora local a la 1 en España, y nos dijeron que teníamos que esperar hasta las 2 de la tarde. Miré mi reloj y vi que ya era la hora de comer y además teníamos bastante hambre. Fuimos a comer a un pub cerca del hotel, tras barajar varias opciones elegimos la que parecía tener mejor pinta y lo mas importante «wifi» aunque es algo fácil encontrar en casi cualquier sitio. hamburguesaphoenixEl lugar elegido se llamaba The Phoenix Pub, situado en Moscow Road, estábamos solos en el lugar y la mujer que nos atendía parecía que la hubieran sacado de una serie típica inglesa, con gafas, rubia y con un acento muy marcado. Allí nos comimos unas hamburguesas, además de nuestro primer fish and chips.

Eran las 2 en Spain pero no aun en Londres por lo que aun quedaba un rato para poder ir al hotel, así que decidimos buscar un starbucks, donde tomar un relaxing café con leche y robar un poco de wifi mientras cargábamos los móviles.

Volvemos al hotel, nos dan la llave y subimos a la 2º planta. Varias cosas son las que nos llamaron la atención, en 1º lugar cuando llegamos dejamos las maletas en la planta subterránea donde también estaba el bar para desayunar al día siguiente, no había seguridad ninguna, cualquiera podía entrar y robar cualquier cosa allí, supongo que quizás ese pensamiento de aquí que hay mucho robo y hurto, en Londres todo parecía tranquilo y seguro, es como si el apropiarse de pertenencias ajena no tuviera cabida entre los habitantes de allá. Eso nos gusto.

Volviendo al hotel, entramos en la habitación tras adivinar su destino tras tanta puerta y laberinto, parecía que estuviéramos dentro de un barco. Cuando entramos nos encontramos con una ¿cama de matrimonio? o mas bien una cama individual ancha, la cual luego descubriríamos que tenia un epicentro donde caíamos los dos hacia el centro, y en la cual no te podías mover demasiado ya que, tan solo sentarte ya gritaba de dolor sus muelles del siglo pasado.

Moqueta, moqueta y moqueta por doquier, en las paredes, en el suelo, en los pasillos, forrando el ascensor en su totalidad, en serio ¿qué le pasa a los Londinenses con la moqueta?¿acaso la inventaron ellos y tienen que usarla para que el negocio progrese?

En fin, dejamos las cosas allá y nos fuimos a hacer turismo por Londres.

montcarlobigbenNos subimos en el metro ésta vez mas ligeros de equipaje, y nos dirigimos hacia el Big Ben, con el iPad mini como mapa. Decidimos bajar en «Westminister» y allí mismo, nada mas bajar, fuimos azotados con la belleza de aquella torre cuyo oro relucía acompañado de la humedad característica de Londres y sus cientos de visitantes que miraban hacia arriba embobados como lo hacíamos nosotros. Caminamos sobre el puente Westminster en el que tantas veces habíamos visto al Doctor Who correr junto a Rose Tyler. Hacia humedad y el sol no se veía por ello, no pudimos disfrutar del dibujo que la balaustrada da sobre la calle en determinadas horas del día (ver link aquí) Tras cruzar el Tamesis, pasamos por delante del majestuoso London Eye al que decidimos no subir para aprovechar la luz del día y la de cosas que teníamos planeadas hacer, además, nos pareció algo caro. applestorecoventgardenCaminamos bordeando el río mientras nos deleitábamos con el paisaje, hasta cruzar por el Waterloo Bridge. De ahí fuimos a Covent Garden, paseamos por la plaza y nos paramos a mirar las tiendecitas que allí habían mientras se escuchaba a una mujer cantando opera en la sala subterránea de aquel lugar. Como no, paramos en la Apple Store donde aprovechamos para comprar una batería portátil extra. De ahí paseamos hasta la tienda de Forbidden Planet, paraíso friki donde los haya, allí me compré una Tardis/Joyero y unos palillos chinos con forma de sable láser de Star Wars. De ahí caminamos por el Soho hasta encontrarnos con Carla y Ruben, familiares que se encontraban viviendo en Londres y con los que quedamos para cenar en «Vapiano«.
carloslondonEllos nos recomendaron ir en autobus a los sitios por varios motivos: 1º Es mas barato. y 2º Haces como turismo si vas en la parte de arriba al ir viendo el paisaje. 3º Hay mas opciones y trayectos que están perfectamente explicadas en la aplicación citymapper (una app que ya funciona de lujo en Barcelona y que en Londres es esencial!!!) Y así fue que volvimos en Bus al hotel ya caída la noche y dormimos nuestra primera noche en Londres en ese «maravilloso» hotel que nos esperaba.

# Día 2
Probamos el mega desayuno del hotel a eso de las 7 de la mañana (las 8 en España) (había que aprovechar el día) que básicamente se basaba en un café con leche en polvo con un sabor… aceptable, una tostadas con mermelada y/o mantequilla y zumo de naranja, nada de cruasanes, ni fruta ni nada… si querías algo mas, a la calle… pero bueno, llenamos el estomago lo suficiente para retomar el camino al turismo inglés. Tomamos el bus hasta el museo de la guerra que Carlos quería visitar, el «Imperial War Museum» que me impactó de sobremanera, aviones y camiones parecían incrustados en las ventanas y enganchados en el aire como por arte de magia, aquel lugar era majestuoso, vídeos en varios expositores e incluso figuras de como dejaba al ser humano las bombas nucleares… en ciertos aspectos me pareció algo gore, pero por lo general era muy interesante e impresionante. Compramos algunos suveniers y nos fuimos al segundo punto de interés. Tomamos el siguiente bus que nos pillaba mas cerca hacia el Puente de la Torre o «Tower Bridge» con sus lineas azul celeste, lleno de turistas haciendes fotos. Paseamos por él mientras hacíamos fotos a las vistas desde allí. Nos pareció precioso y majestuoso también. Habia la posibilidad de visitarlo por dentro, pero decidimos verlo en nuestra próxima visita y así continuamos caminando hasta llegar a la próxima parada. logo-tolr-largeLa Torre de Londres, un castillo histórico justo al lado del puente, del cual nos llamó mucho la atención las flores rojas que adornaban el edificio, 888,246 amapolas de cerámica fueron puestas en homenaje a las vidas de los soldados que se llevó la guerra. Habían cartelitos informativos en los que te podías conectar al wifi y además te informaban de una pagina web donde las podías comprar por 25£. Continuamos nuestro camino hasta una terraza donde saciamos nuestro apetito con unas fish and chips donde nos sentamos con vistas a la torre y cientos de guiris como nosotros a nuestro alrededor. carlosmuseoDe allí decidimos caminar un poco en busca de algún bus que nos llevara hacia el museo británico. Comimos algo rápido frente al museo en un Starbucks (donde aprovechamos para cargar baterías por si acaso y usar un poco el WiFi) Fue curioso ver como todos los museos eran gratuitos, podías dejar una «tip» en la entrada y casi todo el mundo lo hacia, habían unas urnas grandes transparentes, donde podías ver además de Libras, euros e incluso dólares.
El museo era tremendo, inacabable y lleno de gente fueras por donde fueras, vimos momias, indios, mas detalles sobre la guerra, y muchas mas cosas.
montardisDel museo decidimos mover las piernas y caminar hasta Regent Street, donde Carlos triunfó con su camiseta de Ferrari exclusiva que compramos en Pampling. Por supuesto, la parada en la Apple Store fué obligada jejeje Ya anochecía cuando llegamos a Picadilly Circus, pero fue igualmente mágico con tantas luces y colores por doquier! Nos hicimos las fotos de honor y nos subimos al metro a ver mi punto de interés favorito situado en Earls Court Road, La Tardis!! donde prácticamente nos hicimos un reportaje de fotos en ella! Comimos en un MacDonalds cercano, volvimos a hacer fotos en La Tardis y buscamos un bus que nos llevara hasta cerca del Hotel.

# Día 3 (y vuelta a Barcelona)
Desayunamos y nos fuimos hacia el bus directos al 221B de Baker Street, la casa de Sherlock Holmes. Nos llevamos una grata sorpresa al ver la maravillosa conservación del lugar. La descripción decía ser un museo pero era una casita totalmente detallada con objetos que Sherlock presuntamente utilizaba junto a Watson para resolver los crímenes mas insospechados. Totalmente cuidado y decorado, la casa del detective mas famoso del mundo te envolvía en magia y te hacia creer que realmente vivió allí un ser tan interesante que inspiró millones de historias entre sus fans.
montcarlosherlockTerminamos la visita y aun era temprano para ir al aeropuerto, así que decidimos hacer una parada mas, y el lugar elegido fue Harrods. Nada mas entrar me recordó al Corte Inglés, pero decorado con mas gusto y glamour. Vimos la estatua de Lady-Di y le dejé una firma en un libro de condolencias que estaba allí. Paseamos ligeramente por algunos de sus pasillos, curioseamos perfumes, relojes y llegamos a una planta de regalos y recuerdos donde compramos chocolates de recuerdo y un paraguas (del que me enamoré) quise llevarme un oso gigante pero me temo que no me dejarían llevarlo en el avión, así que me despedí de el con un abrazo «de oso». De ahí, buscamos un bus que nos dejara cerca de la zona del hotel para comer algo y volver al aeropuerto. Comimos en un mexicano para nada mexicano (únicamente por el cartel) aunque si picaba muchísimo. Pasamos por un starbucks a tomarnos un café y recargar baterías y fuimos a por nuestras maletas para irnos a Victoria Station, donde a causa de las obras nos dejó apartadicos de la estación. Pillamos el Gatwick Express y llegamos al aeropuerto con tiempo suficiente de ver un capitulo de «como conocí a vuestra madre» con el 3G que nos quedaba en la tarjeta de Vodafone y volamos hacia España.


OLYMPUS DIGITAL CAMERAConclusión: Nos pareció una ciudad que hay que ver, porque la hemos visto en muchísimas películas, porque es muy bonita, aunque no nos enamoró como sucede con otras personas. No descartamos ir otra vez a ver algunas cosas que nos quedaron pendientes como el Globo de Shakespeare, el Shard London Bridge y como no la visita a Cardiff para ver la Doctor Who experience.
Nos acompañó el clima y nos supusimos apañar bien económicamente con los restaurantes de comida rápida. Fue genial que nos aconsejaran el Bus porque pudimos ver desde fuera muchos edificios en donde no pudimos pararnos, si leéis esto para pillar ideas os aconsejo de veras hacer como nosotros, comprar una tarjeta 3G y no organizar demasiado el viaje, dejaos llevar por Google Maps, y alguna aplicación que te recomiende lugares cercanos y… descubrir el paisaje de alrededor!
Sin prisas, se vive mejor!

Y con esto doy fin al texto, buenos días, buenas tarde o buenas noches!!

PD: Flickr se ha estado burlando de mi y no he subido el post antes por esperar a subir las fotos y como seguimos con una relacion «extraña» publico ya el post para no atrasarlo mas ya que ya va a ser 2 meses que fuimos! jejeje! muy pronto os colgaré las fotos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.