bischitalondonNo es la primera vez que hablo de Londres en mi blog, pero si se trata de la primera vez que viajo a la aventura con Carlos, la persona que completa esa media naranja de la que algunos tratan cuando hablan del amor. Teníamos vacaciones y decidimos ir a Londres, como teníamos varios planes, no pudimos alargar nuestra estancia, así que decidimos hacer un viaje en plan: «Londres en 3 días» de los que hablan algunos blog. El primer plan era ir a Cardiff a ver la Doctor Who Experience, pero justo los días que queríamos ir estaban todos los hoteles ocupados ¿qué estaría pasando esos días? Quizás el destino no quería que fuésemos. Así que buscamos viaje por internet, tras buscar en varias paginas, lo mas barato fue Vueling, por unos 350€ teníamos 2 billetes de ida y vuelta para los dos juntos.

# Día 1
Para aprovechar el día, nuestro avión despegaba a las 7:00am y llegaba allí a las 7:55 am, fuimos al aeropuerto de Gatewick donde compramos tickets en el Gatwick Expres para ir a Londres. El viaje tardaba una hora mas o menos, y nos costó unas 30 £ c/u para la ida y vuelta.

Una vez llegamos a la mega estación Victoria, que era equivalente a la estación de Sants de Barcelona (o al menos así la llamamos nosotros) tras estar allí un rato tratando de averiguar como movernos, conseguimos que nos aconsejaran la tarjeta Oyster que nos costaba 5 £ a la que cargamos 25£ c/u según nos aconsejó el señor antipático que nos atendió allí.

Lo primero que hicimos incluso antes de comprar la tarjeta fue comprar una tarjeta 3G para el iPad, encontramos una tienda de Vodafone y preguntamos. Por 10£ teníamos 1GB así que ni nos lo pensamos, compramos una y directa a mi iPad mini que sería nuestro fiel compañero de viajes.

Una vez averiguamos como llegar al metro, nos encontramos con la odisea de encontrar la linea que nos llevaba hasta nuestro hotel. La parada «Bayswater» y la linea que cogimos fue la «circle line»

Llegamos a «Wedgewood Hotel» a eso de las 12 hora local a la 1 en España, y nos dijeron que teníamos que esperar hasta las 2 de la tarde. Miré mi reloj y vi que ya era la hora de comer y además teníamos bastante hambre. Fuimos a comer a un pub cerca del hotel, tras barajar varias opciones elegimos la que parecía tener mejor pinta y lo mas importante «wifi» aunque es algo fácil encontrar en casi cualquier sitio. hamburguesaphoenixEl lugar elegido se llamaba The Phoenix Pub, situado en Moscow Road, estábamos solos en el lugar y la mujer que nos atendía parecía que la hubieran sacado de una serie típica inglesa, con gafas, rubia y con un acento muy marcado. Allí nos comimos unas hamburguesas, además de nuestro primer fish and chips.

Eran las 2 en Spain pero no aun en Londres por lo que aun quedaba un rato para poder ir al hotel, así que decidimos buscar un starbucks, donde tomar un relaxing café con leche y robar un poco de wifi mientras cargábamos los móviles.

Volvemos al hotel, nos dan la llave y subimos a la 2º planta. Varias cosas son las que nos llamaron la atención, en 1º lugar cuando llegamos dejamos las maletas en la planta subterránea donde también estaba el bar para desayunar al día siguiente, no había seguridad ninguna, cualquiera podía entrar y robar cualquier cosa allí, supongo que quizás ese pensamiento de aquí que hay mucho robo y hurto, en Londres todo parecía tranquilo y seguro, es como si el apropiarse de pertenencias ajena no tuviera cabida entre los habitantes de allá. Eso nos gusto.

Volviendo al hotel, entramos en la habitación tras adivinar su destino tras tanta puerta y laberinto, parecía que estuviéramos dentro de un barco. Cuando entramos nos encontramos con una ¿cama de matrimonio? o mas bien una cama individual ancha, la cual luego descubriríamos que tenia un epicentro donde caíamos los dos hacia el centro, y en la cual no te podías mover demasiado ya que, tan solo sentarte ya gritaba de dolor sus muelles del siglo pasado.

Moqueta, moqueta y moqueta por doquier, en las paredes, en el suelo, en los pasillos, forrando el ascensor en su totalidad, en serio ¿qué le pasa a los Londinenses con la moqueta?¿acaso la inventaron ellos y tienen que usarla para que el negocio progrese?

En fin, dejamos las cosas allá y nos fuimos a hacer turismo por Londres.

montcarlobigbenNos subimos en el metro ésta vez mas ligeros de equipaje, y nos dirigimos hacia el Big Ben, con el iPad mini como mapa. Decidimos bajar en «Westminister» y allí mismo, nada mas bajar, fuimos azotados con la belleza de aquella torre cuyo oro relucía acompañado de la humedad característica de Londres y sus cientos de visitantes que miraban hacia arriba embobados como lo hacíamos nosotros. Caminamos sobre el puente Westminster en el que tantas veces habíamos visto al Doctor Who correr junto a Rose Tyler. Hacia humedad y el sol no se veía por ello, no pudimos disfrutar del dibujo que la balaustrada da sobre la calle en determinadas horas del día (ver link aquí) Tras cruzar el Tamesis, pasamos por delante del majestuoso London Eye al que decidimos no subir para aprovechar la luz del día y la de cosas que teníamos planeadas hacer, además, nos pareció algo caro. applestorecoventgardenCaminamos bordeando el río mientras nos deleitábamos con el paisaje, hasta cruzar por el Waterloo Bridge. De ahí fuimos a Covent Garden, paseamos por la plaza y nos paramos a mirar las tiendecitas que allí habían mientras se escuchaba a una mujer cantando opera en la sala subterránea de aquel lugar. Como no, paramos en la Apple Store donde aprovechamos para comprar una batería portátil extra. De ahí paseamos hasta la tienda de Forbidden Planet, paraíso friki donde los haya, allí me compré una Tardis/Joyero y unos palillos chinos con forma de sable láser de Star Wars. De ahí caminamos por el Soho hasta encontrarnos con Carla y Ruben, familiares que se encontraban viviendo en Londres y con los que quedamos para cenar en «Vapiano«.
carloslondonEllos nos recomendaron ir en autobus a los sitios por varios motivos: 1º Es mas barato. y 2º Haces como turismo si vas en la parte de arriba al ir viendo el paisaje. 3º Hay mas opciones y trayectos que están perfectamente explicadas en la aplicación citymapper (una app que ya funciona de lujo en Barcelona y que en Londres es esencial!!!) Y así fue que volvimos en Bus al hotel ya caída la noche y dormimos nuestra primera noche en Londres en ese «maravilloso» hotel que nos esperaba.

# Día 2
Probamos el mega desayuno del hotel a eso de las 7 de la mañana (las 8 en España) (había que aprovechar el día) que básicamente se basaba en un café con leche en polvo con un sabor… aceptable, una tostadas con mermelada y/o mantequilla y zumo de naranja, nada de cruasanes, ni fruta ni nada… si querías algo mas, a la calle… pero bueno, llenamos el estomago lo suficiente para retomar el camino al turismo inglés. Tomamos el bus hasta el museo de la guerra que Carlos quería visitar, el «Imperial War Museum» que me impactó de sobremanera, aviones y camiones parecían incrustados en las ventanas y enganchados en el aire como por arte de magia, aquel lugar era majestuoso, vídeos en varios expositores e incluso figuras de como dejaba al ser humano las bombas nucleares… en ciertos aspectos me pareció algo gore, pero por lo general era muy interesante e impresionante. Compramos algunos suveniers y nos fuimos al segundo punto de interés. Tomamos el siguiente bus que nos pillaba mas cerca hacia el Puente de la Torre o «Tower Bridge» con sus lineas azul celeste, lleno de turistas haciendes fotos. Paseamos por él mientras hacíamos fotos a las vistas desde allí. Nos pareció precioso y majestuoso también. Habia la posibilidad de visitarlo por dentro, pero decidimos verlo en nuestra próxima visita y así continuamos caminando hasta llegar a la próxima parada. logo-tolr-largeLa Torre de Londres, un castillo histórico justo al lado del puente, del cual nos llamó mucho la atención las flores rojas que adornaban el edificio, 888,246 amapolas de cerámica fueron puestas en homenaje a las vidas de los soldados que se llevó la guerra. Habían cartelitos informativos en los que te podías conectar al wifi y además te informaban de una pagina web donde las podías comprar por 25£. Continuamos nuestro camino hasta una terraza donde saciamos nuestro apetito con unas fish and chips donde nos sentamos con vistas a la torre y cientos de guiris como nosotros a nuestro alrededor. carlosmuseoDe allí decidimos caminar un poco en busca de algún bus que nos llevara hacia el museo británico. Comimos algo rápido frente al museo en un Starbucks (donde aprovechamos para cargar baterías por si acaso y usar un poco el WiFi) Fue curioso ver como todos los museos eran gratuitos, podías dejar una «tip» en la entrada y casi todo el mundo lo hacia, habían unas urnas grandes transparentes, donde podías ver además de Libras, euros e incluso dólares.
El museo era tremendo, inacabable y lleno de gente fueras por donde fueras, vimos momias, indios, mas detalles sobre la guerra, y muchas mas cosas.
montardisDel museo decidimos mover las piernas y caminar hasta Regent Street, donde Carlos triunfó con su camiseta de Ferrari exclusiva que compramos en Pampling. Por supuesto, la parada en la Apple Store fué obligada jejeje Ya anochecía cuando llegamos a Picadilly Circus, pero fue igualmente mágico con tantas luces y colores por doquier! Nos hicimos las fotos de honor y nos subimos al metro a ver mi punto de interés favorito situado en Earls Court Road, La Tardis!! donde prácticamente nos hicimos un reportaje de fotos en ella! Comimos en un MacDonalds cercano, volvimos a hacer fotos en La Tardis y buscamos un bus que nos llevara hasta cerca del Hotel.

# Día 3 (y vuelta a Barcelona)
Desayunamos y nos fuimos hacia el bus directos al 221B de Baker Street, la casa de Sherlock Holmes. Nos llevamos una grata sorpresa al ver la maravillosa conservación del lugar. La descripción decía ser un museo pero era una casita totalmente detallada con objetos que Sherlock presuntamente utilizaba junto a Watson para resolver los crímenes mas insospechados. Totalmente cuidado y decorado, la casa del detective mas famoso del mundo te envolvía en magia y te hacia creer que realmente vivió allí un ser tan interesante que inspiró millones de historias entre sus fans.
montcarlosherlockTerminamos la visita y aun era temprano para ir al aeropuerto, así que decidimos hacer una parada mas, y el lugar elegido fue Harrods. Nada mas entrar me recordó al Corte Inglés, pero decorado con mas gusto y glamour. Vimos la estatua de Lady-Di y le dejé una firma en un libro de condolencias que estaba allí. Paseamos ligeramente por algunos de sus pasillos, curioseamos perfumes, relojes y llegamos a una planta de regalos y recuerdos donde compramos chocolates de recuerdo y un paraguas (del que me enamoré) quise llevarme un oso gigante pero me temo que no me dejarían llevarlo en el avión, así que me despedí de el con un abrazo «de oso». De ahí, buscamos un bus que nos dejara cerca de la zona del hotel para comer algo y volver al aeropuerto. Comimos en un mexicano para nada mexicano (únicamente por el cartel) aunque si picaba muchísimo. Pasamos por un starbucks a tomarnos un café y recargar baterías y fuimos a por nuestras maletas para irnos a Victoria Station, donde a causa de las obras nos dejó apartadicos de la estación. Pillamos el Gatwick Express y llegamos al aeropuerto con tiempo suficiente de ver un capitulo de «como conocí a vuestra madre» con el 3G que nos quedaba en la tarjeta de Vodafone y volamos hacia España.


OLYMPUS DIGITAL CAMERAConclusión: Nos pareció una ciudad que hay que ver, porque la hemos visto en muchísimas películas, porque es muy bonita, aunque no nos enamoró como sucede con otras personas. No descartamos ir otra vez a ver algunas cosas que nos quedaron pendientes como el Globo de Shakespeare, el Shard London Bridge y como no la visita a Cardiff para ver la Doctor Who experience.
Nos acompañó el clima y nos supusimos apañar bien económicamente con los restaurantes de comida rápida. Fue genial que nos aconsejaran el Bus porque pudimos ver desde fuera muchos edificios en donde no pudimos pararnos, si leéis esto para pillar ideas os aconsejo de veras hacer como nosotros, comprar una tarjeta 3G y no organizar demasiado el viaje, dejaos llevar por Google Maps, y alguna aplicación que te recomiende lugares cercanos y… descubrir el paisaje de alrededor!
Sin prisas, se vive mejor!

Y con esto doy fin al texto, buenos días, buenas tarde o buenas noches!!

PD: Flickr se ha estado burlando de mi y no he subido el post antes por esperar a subir las fotos y como seguimos con una relacion «extraña» publico ya el post para no atrasarlo mas ya que ya va a ser 2 meses que fuimos! jejeje! muy pronto os colgaré las fotos!

billie

Conocí a Billie Piper hace muchos años, cuando en mi época dorada empezaban las Spice Girls o Britney Spears a influenciarme musicalmente. Pero no fue hasta el año pasado que la descubrí como protagonista en la que actualmente es mi serie favorita: Doctor Who, bajo el nombre de Rose Tyler.

Éste año descubrí a través de youtube la serie Secret Diary of a Call Girl, (no me gusta la traducción al español, así que no lo nombraré, detesto las malas traducciones de series y películas al español, lo siento).

libro london girl

El personaje del que hace Billie en la serie no se acerca ni de lejos al personaje de Rose o nada parecido a una joven normal. El personaje Hannah / Belle, está basado en un personaje real basado en el blog de Belle de Jour, que es la persona de  carne y hueso que da vida a la protagonista, la que lo publicó algunos libros antes de realizar la serie que no solo fue emitida en Londres.
En la wikipedia podéis encontrar mas información sobre esto si os interesa.

La serie no es ninguna novedad, comenzó en el 2007 y terminó en 2011, consta de 4 temporadas en los que hay 8 capitulos en cada una de ellas. Se me hizo muy breve y terminé con ganas de ver mas, aunque no estoy muy segura de ésta afirmación
¿Por qué? Pues la respuesta es simple.
La serie me enganchó desde el primer episodio, el punto de vista de una prostituta que muestra su rutina desde su lado mas humano, con sus amigos y su familia, y como se afronta a los problemas del día a día con ese tipo de trabajo en el que has de esconder tantos secretos; no parece ser una vida fácil y enseguida empatizas con la protagonista que además nos habla en primera persona como si nos estuviera contando su vida a nosotros a través de la pantalla.
Por otra parte es muy divertida, el ver como se las arregla para hacer felices a sus clientes y como intenta ser lo mas original posible para ser simplemente única en lo suyo; disfraces, frases, la actitud y todo tipo de perfiles que vas descubriendo de ella. Lo disfruta tanto.

Hay algo más en éste perfil de mujeres que lo que se ve en «pretty woman» e incluso llegas a entenderla, en cierto modo, te sientes amiga de ella, aunque el personaje en sí llega a ser muy confuso, algo lo que la hace mas real y que a su vez, es lo que empieza a degradar el argumento de la serie a medida que ésta transcurre.
En la cuarta y última temporada la cagan por todos lados, personajes que llegan sin avisar ni razón ni porqué, otros que dejan de aparecer sin explicación, repetición del mismo tema en varios capítulos, prisas de los guionistas y/o el director por que transcurran algunas escenas que no vienen al cuento, circunstancias que cuando termina la serie no terminas de entender qué está o estaba pasando… creo que deberían de haber hecho una quinta temporada para arreglar ese destrozo… o quizás ya no había por donde sacar mas zumo de esa naranja.

En cualquier caso, es una serie que me ha gustado mucho y que me ha aportado «algo» mas que distracción, ver como se las arreglan los demás aunque sea en un tipo de vida que nada tiene que ver con la de una, ayuda a veces a ver tus propios problemas desde otro punto de vista, aunque también he de reconocer me ha aportado ciertas ideas para mi vida «personal».

Una cosa muy curiosa al engancharte a una serie que sabes que ya ha terminado hace un par de años te hace sentir algo de pena y nostalgia porque sabes que no volverá… pero siempre quedan cosas nuevas que descubrir, como es la entrevista de Billie a Belle, la autora y personaje real, llamada «Billie and The Real Belle bare all» una entrevista muy curiosa, (aunque está integra en inglés sin subtítulos).

Y eso es todo, a mi parecer Billie hace un papel increíble, sensual, provocador y muy realista, así que te invito a descubrir ésta breve serie que puedes ver en español online como hice yo en series.ly.
Si decides verla, fijate como en la segunda temporada se lo montan los directores de fotografía para no grabarla entera ya que Billie estaba embarazada entonces y utilizaron una doble de cuerpo para rodar algunas escenas.

Si la habeis visto, o la veréis espero leer vuestros comentarios!

Un bischi-abrazo!

Hasta la próxima!

 secret-diary-of-a-call-girl-wallpaper-1

 :: Descubrela en Series.ly. :: Compra sus libros en Amazon. ::

«Según la Wikipedia: TARDIS son las iniciales de Time And Relative Dimension In Space (Tiempo Y Dimensión Relativa en el Espacio en Castellano), una nave capaz de viajar por el tiempo y el espacio, la cual forma parte de la serie de televisión británicaDoctor Who.»

Así es, el Dr Who… la Serie que estoy viendo actualmente y que me tiene enganchada no, lo siguiente.
Hace mucho tiempo que no escribo nada en mi blog, y la verdad es que echaba de menos pasarme por aquí. Tengo algunas cositas pendientes para contaros como es  mi reciente cambio de hubicación a la que llamo cariñosamente «Genius House»  algo que contaré en otro momento cuando termine de ordenar y arreglarlo todo y pueda hacer fotos, je, je! Hay algunas otras cosas, entrevistas y demás, pero lo dicho… poco a poco! Hoy, voy a dedicar las letras de éste post a la serie que hoy por hoy es «mi favorita».

Dr .Who es una serie ambientada en Londres que nació 20 años antes de que lo hiciera, en 1963, aunque la serie que estoy viendo actualmente es una secuela que comenzó en 2006 protagonizada por Christopher Eccleston  y Billie Piper, actriz que me trajo un aire de nostalgia, ya que ésta era cantante en aquellos maravillosos años donde yo me dedicaba a decorar mi voz entre melodías encima de los escenarios.
Actualmente voy por la tercera temporada, protagonizada por David Tennant, el que dicen que es la décima reencarnación del Doctor. Un aire de atracción e intriga misteriosa completan cada minuto, y éste actor, lo hace maravillosamente. Cada capitulo que  pasa, me sorprende uno tras otro. La razón de comenzar a ver ésta serie vino por culpa y causa de Sheldom, de The Big Bang Theory, ya que la mencionan muy a menudo, pero no fue hasta hace un par de semanas que un amigo me invitó a verla por primera vez… momento en el que se inció ésta adicción, dulce adicción que me hace creer que escucho a la Tardis aparcar en mi casa.

La serie te engancha por el deseo de conocer lo desconocido, creer que realmente eres como una de las acompañantes del Doctor y vivirás junto a el sus aventuras. Ver el universo, viajar al pasado y al futuro, ver con tus propios ojos el nacimiento de la via lactea y el fin de la tierra, conocer un nuevo lenguaje y vivir con un optimismo aplastante, a la vez de estar  tentando a la muerte, abrazando al riesgo y sin temer por el qué pasara, mientras que tienes la certeza absoluta de que todo saldrá bien.
La actitud del Doctor es mas que atractiva y contagiosa, un señor del tiempo que nos invita a pasear por su vida atrayendo a nuestra mente una nueva ideología e invitándonos a plantearnos la vida de un modo distinto. Será que me está afectando el echo de ver de 2 a 3 capitulos casi cada día… lo dicho, estoy totalmente anonadada y cautivada.

Acción, aventuras y diversión… podría contaros muchos detalles, pero me temo que haría spoiler de ésta serie, que la verdad, es digna de ser descubierta sin que te cuenten nada mas. Algo que agradezco encarecidamente a los amigos que tengo que la ven y están al día de los capítulos.

Impactante fue para mi el final de la segunda temporada que me hizo spoilearme a mi misma buscando información por la red ya que no me podía creer que pasara algo así, ¡ahora estoy deseando llegar a la cuarta temporada!. Deseando volver a ver a la que para mi es «la primera» ya que tras ver info «sin querer» por internet, y los acontecimientos de ésta temporada, ves que hay muchas mas… pero no diré nada mas… os dejo la intriga de que descubráis al Doctor vosotros mismos.

Hacía tiempo que algo no me marcaba así, creo que desde que veía Smallville hace bastantes años, en donde llegué a crearle un club de Fans a Michael Rosembaum, y aprendería a identificar algunos simbolos kriptonianos… (dulce adolescencia… aun conservo las temporadas con todos los extras en dvd).

Creo que lo peor llegará cuando me ponga al día con la serie, y tenga que esperar para ver un nuevo capitulo, como me pasó con «Game of Thrones» que nos tienen con la intriga a miles de espectadores, y han tenido la «indecencia» de hacernos esperar casi un año! Espero que la espera valga la pena. Ésta es otra serie que, si no la habeis visto aun, os invito a que la veáis, comencé a verla influenciada de los grandes comentarios, y la veía sin enterarme mucho de lo que estaba pasando, pero prestando atención a los detalles, cuando quise darme cuenta, al terminar cada capitulo, una parte de mi cabeza estaba diciendo «necesito ver otro mas» lo mismo que me está sucediendo con Dr Who.

Lo que me resulta curioso, es el sentimiento que me transmiten los personajes de las series, hacen sentirme como si aprendiera de ello, y me influencian con sus comentarios, bromas, palabras y su actitud ante determinadas circunstancias y detalles de como ven y perciben la vida o incluso la existencia humana, y no solo con ésta serie, sino con otras como las que os he citado durante el post.

* * *

¿Y vosotros qué?
¿Habeis visto ya ésta serie?
¿Qué os hace sentir? ¿También soñais con tomar control del tiempo y el espacio?

Espero vuestros comentarios, ha sido un placer volver al blog y perderme entre letras desahogando mis pensamientos para nadie y a la vez para todos los que dedican unos minutos a leer mis palabras.
Esta es la magia de internet… ¿no creeis? Una de las formas mas curiosas e irrelevantes de sentir la inmortalidad de alguna extraña manera… je, je!


Hasta la próxima!!!
:: Mi wallpaper actual ::

 

PD: Para Navidad quiero un destornillador sónico


Comenzaba la cuenta atrás y aun tenia los nervios a flor de fiel.
La vida no suele dar muchas oportunidades para vivir sueños.
Cuando ésto ocurre, es inevitable sentirse como que nada es real.
Como estar dentro del país de las maravillas, pellizcarte y sentir el dolor.
…y aun así, seguir sin creerlo.

Así es como todo comenzó.

Salí de casa en tren rumbo al aeropuerto, Londres me esperaba y no sabia lo que me encontraría allí, tenía mucho que aprender y no tenía nada definido aun, era todo una sorpresa. Mi inglés iba y venia por momentos, sin saber cuando lo entendía y cuando no. Por suerte llevaba buenos guías, dos compañeros, que hicieron de mi estancia allí, algo mucho mas fácil!
Durante el vuelo me acompañó mi iPad mientras escribía la bitácora del viaje, donde contaba los kilómetros que nos quedaban y añadía sentimientos a todo lo que iba viviendo, y solamente estaba comenzando. Mi iPad2 recién comprado, fue un fiel compañero para conectarme a ratitos pequeños (debido a la ausencia de 3G) y poder ver el correo, facebook, twitter, etc, en una pantalla mas grande! a la vez descargaba feeds, para poder leer antes de dormir!
Pero dormir fue algo que sucedió mucho mas tarde de mi primera visita a Londres, donde la protagoniza fue mi visión a través de mi Nikon.
Fuimos afortunados, fueron días de calor, muchas personas de allá nos lo decían, el cielo estaba despejado, y la lluvia no tenía ninguna intención de presentarse ante nosotros. Eso fue un “Epic Win” en toda regla!

London (Abril 2011)
Llegamos al hotel, dejamos las cosas y nos fuimos rumbo a conocer Londres. Cámara en mano y el mapa preparado. Nuestra primera parada fue la Apple Store de Covent Garden! Allí nos comunicamos con la family a través de facetime e internet, tras un rato dando vueltas por el edificio, nos fuimos de camino a ver “London Eye” y el clásico reloj del “Big Ben“. Fotos y mas fotos, nos acompañaron mientras el sol se escondía regalándonos un precioso atardecer a nuestro paso.

London (Abril 2011)

Finalizamos la ruta en “Sushi Gaga” donde pasamos por el barrio chino y el Soho de Londres por la noche. Calles llenas de gente de todas las razas y culturas, toda la clase de idiomas nos rodeaban. Pero la noche terminó cual cenicienta, ya que nos quedaban dos días de madrugar, había trabajo que hacer. En mi estancia allí, me sorprendí gratamente, de como el oído se iba afinando a medida que avanzaban las horas. Fue una experiencia inolvidable, productiva e imposible de olvidar. Una vez mas sentí como la pieza del puzzle de mi vida, iba puliendo su forma encajando con las piezas que le rodeaban. Aquello no era una experiencia mas en la vida, era magia. Era… inolvidable, increíble, just amazing, awesome… indefinible. :)

Al tercer día, cuanto todo lo referente a trabajo terminó. Mis compañeros de viaje decidieron dejarme sola, y fue increíble!
Ahí estaba yo, dando lo mejor de mi inglés para comunicarme y tratar de ir desde la Apple Store de Covent Garden a la Apple store de Regen Street, que fue el lugar donde quedamos pasada una hora y media. Compré recuerdos, hice mas y mas fotos, pasé por un StarBucks, hasta me dio tiempo de perderme y encontrar un guía andaluz de los que te llevan en bici, que me indicó como llegar a pié, me resultó súper curioso!!!
Al fin llegué al cruce de Regent Street y caminé y caminé con el temor de pasarme la tienda, pero allí estaba con su bandera y su puerta inaccesible a no ser que seas una reina!
Me encantó la decoración de las calles, el tipo de gente que te encontrabas. Los ejecutivos agrupándose frente a los bares tomando cerveza. Las entradas de metro, los autobuses, los artistas callejeros, la manera en que miraba la gente (supongo que algo que ver tendría mi cara cual anuncio de compresas con la cámara en la mano)

London (Abril 2011)
Nos encontramos mas tarde con otros compañeros, y hicimos cierre y set del viaje con una cena épica en un thailandés donde nos los pasamos de lujo, un servicio excepcional junto a una comida suculenta!
Nos volvimos al hotel, a dormir, y al día siguiente, sábado, el aeropuerto de Londres nos esperaba para volver a la bella Barcelona, mi enamorada que nos esperaba con sus brazos abiertos.
Aun con el vaho de la ventanilla que dejaron Los Pirineos al pasar sobre ellos. Un espectáculo majestuoso ver las montañas nevadas, un cierre final, que coronaba un viaje que me dejó con ganas de más, con ganas de repetir. Y así será.
Londres, ésta solo ha sido la primera vez de muchas, o al menos… eso espero si la vida así me lo permite.

Y con ésto me despido, si no habéis visitado Londres aun… ¿a qué esperáis?

Un Bischi-Abrazo para todos!!!

[[Galería de fotos en Flickr]]