Ya no hay vuelta atrás, a partir de ahora en busca de wifi y conectividad para estar cerca de los míos. Camino de París y de ahí a San Francisco donde me esperan 3 semanas de aventura infinita e inigualable! Preveo emoción y sonrisas... El pánico se fue pNo sabría bien como remontar la historia del como comenzó mi travesía por California, fue un sueño hecho realidad con un grupo de personas que lo harán inolvidable cuando pasee por el recuerdo de mi vida entre fotos, publicaciones y los momentos entre risas, paisajes y miradas.

La realidad es que todo comenzó el 28 de Mayo de 2013 bien temprano, tanto que ni las tiendas del aeropuerto de Barcelona habían abierto sus puertas aun.
Gate B28 con destino a Paris, Air France sería la compañía que me transportaría hacia una aventura que aun no me terminaba de creer ¿En America?¿Yo? No… debo pellizcarme.

Llego a Paris tras algo mas de una hora y media de vuelo, allí busco el enlace hasta mi próximo avión, tengo algo menos de dos horas para llegar a él ¡Qué peaso’ d’aeropuerto chiquillo!
Busco por nombres, mapas y todo lo que la persona del aeropuerto de Barcelona me explico con un papel y un mapa, me subo a lo que parecía una especie de metro, también a un autobús y no sé que mas hasta que llego a una zona donde tenía que pasar un control de pasaporte. Me pongo algo nerviosa ya que no sé cuanto mas tendré que caminar para llegar hasta donde mi próximo avión me esperaba.

Hello Desde Paris! Bonjour!Terminal 2E, llego encuentro un enchufe y descubro que tengo 30 min de wifi gratis que aprovecho para enviar mensajes de “estoy bien” y llamo a mi madre y a mi chico vía Line para calmar mis nervios con sus voces.
Entro en mi mega avion, jamás había visto un avión TAN GRANDE, parecía que nunca iba a terminar y eso que mi asiento estaba sobre la mitad del avión. (Me sentí como una persona de pueblo que llega a la gran ciudad por primera vez y ve los edificios tan altos)

El vuelo fue largo, pero al haber sido consciente de ello lo pasé bien, con mi iPad, una guía de California que me prestó una compañera, música, películas y un poquito de sueño que intenté con poco éxito apagar tuve suficiente.

Tras más de 10 horas de vuelo, aterrizo con una energía inexplicable ya que sin haber dormido no era normal…
Salgo, camino de nuevo todo el laaaaargo pasillo y descubro una cola inmensa que he de esperar para poder entrar en el país. Un video de un perrete que olía maletas en busca de comidas y otras cosas ilegales acompañado de un policía negro al mas puro estilo Carl Winslow de “Cosas de casa” se repetía tras las casi 2 horas de cola que tuvimos que esperar hasta que vio mi pasaporte el chico del control de aduanas que no tardó ni 5 minutos. Durante la cola ya iba practicando mi inglés… empezaba ya a echar de menos hablar en la lengua de Cervantes…

Fui a por mi maleta que me esperaba medio abandonada, iba acompañado con un compañero de Zurich, Suiza con el que iría hasta el hotel. Ir en busca del coche de alquiler fue otra historia, por suerte Mirko se prestó a conducir el. La chica que nos atendió en Hertz parecía una actriz de una película actuando para nosotros, todo me seguía pareciendo muy irreal. Además mi cuerpo empezaba a sentir ese tipo de mareo resacoso que no recordaba sentir desde que tenía unos 20 años y me iba de fiesta y dormía poco menos de 4 horas o ese resquemor estomacal que se siente cuando te enganchas a un videojuego y no quitas la vista del ordenador durante mas de 12 horas y casi no comes… pues eso… aunque en el avión me dieron de comer la mar de bien (tengo fotos de ello). Durante el trayecto nos acompañó música española, rancheras y  canciones cuya letra decoraba el “oye papi” como protagonista.

Al fin en el hotel, con wifi y recepcionistas de habla hispana! Yuhu! Y ahora e lo q voy a dormir el sueño q necesito! Bona nit!

Llegamos a Cupertino Inn siguiendo las indicaciones de un papel impreso, ya echaba en falta internet en el móvil… eran mas o menos la 1 del medio día allá, yo ya no sé qué hora era para mi, mi motivación era tan solo saber que tenía una habitación reservada a mi nombre que me esperaba y que no iba a ser persona hasta que no durmiera horas y horas y horas. Una vez que recibo la llave, fui atendida en español ya que el personal era casi todo Mexicano y Colombiano, detalle que agradecí muchísimo.
Entro en mi habitación, me tiro en la cama, uso el wifi para escribir algunos mensajes en plan “Sigo viva o eso creo” y hacer algunas publicaciones en mis redes sociales. Me desnudo y sin abrir la maleta ni nada me dejo caer en los brazos de Morfeo bajo las sabanas hasta despertar como una rosa a eso de las 7 de la mañana de lo que ya era el día siguiente.

29 de Mayo 2013
Me despierto y descubro la luz del día por la ventana. Bajo a desayunar a conocer a mis compañeros de aventura. Representábamos prácticamente toda EuropaSuiza, Alemania, Paises Bajos, Reino Unido, Suecia, y yo de España. y del resto del mundo Australia, Japon, China, Hong KongCarlsbad California y Canada (de aquí eran dos, uno de Montreal y otro de Vancouver). (Y creo que me dejo a alguno)

Tras desayunar, presentarnos y simular una mañana de reyes con regalos de todos los paises, chocolates y golosinas, comenzamos a organizarnos entre los coches y donde iríamos.
Esperando al "Cable Car" (keibol kar) para llevarnos de vuelta a la costa! Yuhu! El mundo con 3G es mejor, con mi tarjeta de At&T si... Soy una adicta al social media!Decidimos por unanimidad ir a San Francisco y hacer parada en Pier 39  dejándonos llevar hasta la bahía de Fisherman’s Wharf, donde por recomendación de Tim (el chico alemán) probamos los míticos pan con “seafood” así fue que aprendí que al marisco o a todo lo referido a gambas, etc… se le llama “seafood” en esa primera visita aun no tenia ni idea de mi nivel de inglés ni de como progresaría “My californian Accent” mezclado con el mundovisión (como me gustaba llamarlo en honor a un Eurovision ampliado)

De ahi decidimos que era temprano para comer (¿o tal fue que a las 12 del medio día es temprano para la Spanish Girl?) de cualquier manera, nos fuimos a San Francisco centro y me subí por primera vez al Cable Car, algo que especialmente me impacto, ya que te encuentras en una ciudad, america, la de las peliculas, tan moderna, con un vehiculo tan antaño y tan inseguro y… bueno… ahi empecé a darme cuenta, que en los “states” ven el mundo muy distinto, te puedes encontrar con algo creado hace tres meses y totalmente implantado en la ciudad totalmente integrado con algo que tiene años luz cuya usabilidad es totalmente normal (como los periódicos gratuitos que todo le mundo paga).
Visitamos la Apple Store (visita obligada del fan manzanero) de San Francisco.

Otra visita oficial! Y lo mejor es que en frente de esta tienda hay una.... (Ver en la siguiente imagen)

Tras dar vueltas y comprar una tarjeta para mi móvil con 3G con AT&T que viene a ser como la Movistar en España, que es la que mas cobertura tiene, y como nosotros estaríamos de excursión pues fue la elegida. (Adquirir el 3G ASAP fue algo que aprendí de mi viaje a Roma en Enero)
Luego fuimos al centro comercial Valley Fair donde visitamos otra Apple Store y la Windows Store, o como se llame, que está justo en frente.

OMG esto no es una porción de postre, esto es una montañaca!!!

El dia termino con una suculenta cena en Maggiano’s donde quedamos saciados hasta llegar al hotel donde nos esperaba la cama para madrugar al día siguiente.

   …

 

Ha sido una transcripción algo larga por lo que he decidido ir contando la aventura y los lugares que fui visitando poco a poco. La próxima visita se nos antojó algo mas “natural”…

Continuará en el Capitulo 3

Hasta muy pronto!

:: Todas  mis fotos publicadas con el iPhone ::
:: Todas las fotos realizadas con la Olympus ::
:: Flickr ® ::

 

10 de Diciembre de 2012
9:37 pm
Que fuerte!!!! Acabamos de comprar y reservar un viaje a Roma para Enero! Autoregalo de reyes! Oh Yeah! Con @ajbazalo

Todo comienza en una conversación con @ajbazalo donde hablabamos de vacaciones y viajes y del mono de ver el mundo sobre las alturas. Así fue como, sin pensarlo demasiado, tras haberlo pensando pocos dias antes, decidimos no darle mas vueltas, abrir la página de vueling y adquirir los billetes para nuestro regalo personal del día de reyes. Un viaje a Roma.

Mientras iba haciendo click para seguir el proceso de compra sentía como los dos angelitos típicos de las películas se me sentaban sobre los hombros, uno me decía que estaba loca, que debería ahorrar “bla bla bla” y el otro me decía de un modo muy persuasivo que me dejara llevar, que necesitaba desconectar tras trabajar en navidad.
Mi  querido ángel descarado decía que me lo merecía y que dejara de pensar y que disfrutara… y ¿¡por qué no?! Tenía razón.. bueno ambos lo tenían… al menos el malo pareció ser mas persuasivo…

En fin… que eso, que compramos los billetes y ahora tan solo quedaba esperar.

Durante los días espera, Antonio se dedicó a mirar mapas, opciones de autobuses para ir desde el aeropuerto de Fiumicino hasta Roma, en nuestro destino nos esperaría el alojamiento elegido: el Hotel Apollo ***
No quise organizar demasiado el viaje, con saber el hotel y el vuelo y algo sobre el transporte ya resultaba suficiente. Me gusta improvisar y no crearme demasiadas expectativas, varios amigos y conocidos me contaban cosas sobre Roma, mientras trabajaba, tomando a un café, conversando por facebook o twitter. Hacía que cada vez tuviese mas ganas de descubrirlo por mi misma.

5 de Enero
10:00 pm

desdeelaviondebarcelonaaroma

El avión se preparaba para despegar desde Barcelona, maletas a bordo y cinturones abrochados. Nos esperaban unas horitas que invertimos en jugar al Scrabble y al Trivial en el iPad (mi fiel compañero de viajes).
Aterrizamos en el aeropuerto y nos tocaba la ardua tarea de encontrar la salida sin haber recibido clases de Italiano básico ni teniendo idea. Nos dejamos llevar por la intuición, por el latín/catalán que conocíamos y por supuesto,  la lengua de Shakespeare y la que sería nuestra mas utilizada frase nada mas aterrizar:”Do you speak english or spanish?“. Acompañados de éstas reglas básicas y del lenguaje mas universal que existe, el de los gestos, logramos ir a todas partes.
Salimos del aeropuerto y fuimos en busca de un autobús que nos llevara a Roma, no fue del todo difícil, ya que habían varios carteles de “Roma por 4€” la elegida fue T.A.M., que costaba 1€ menos que Terravisión la que nos aconsejó internet.

Llegamos al hotel, dejamos las cosas y lo primero que hicimos fue un lugar para comer, el lugar elegido fue “Dodo Ristorante” que es lo nos pilló mas cerca y que además tuvieran alguna cosa donde Antonio (que es celiaco) pudiera tener varias opciones para elegir. Allí probé por primera vez la pizza italiana autentica! ¡una pizza en Italia! ¿lo peor? No poder twittearlo ni subirlo a instagram hasta tener wifi… #Sniff
Así pues, fuimos a por las cámaras tras poner feliz nuestras barriguitas y nos dirigimos hacia el Coliseo que es lo que teníamos mas cerca.

Para nuestra sorpresa, ya era tarde para poder verlo desde dentro, así que decidimos hacer algunas fotos al exterior, que ya era impresionante. También al Arco de Constantino, que me recordó al Arco de Triunfo de Barcelona, solo que éste era muchísimo mas impresionante. De echo mas tarde, a través de la aplicación que use para ir organizando lo que iba viendo (TuristEye), descubrí que éste Arco es de los últimos arcos construidos en Roma.

Roma 2013-68Caminamos hacia donde parecía que había mas gente, seguidos por un mapa offline que Antonio descargó en su iPhone dimos con el majestuoso Monumento a Víctor Manuel II, impresionantemente precioso lo mires por donde lo mires, la lastima es que también estaba cerrado cuando llegamos. Fue una de las cosas que nos quedó por ver desde dentro, pero como os describo, es tan bonito por fuera, que el no entrar no nos dejaba para nada con sabor agridulce. No escatimé en fotos…
Bajamos por la Piazza Venezia, donde descubrimos a una bruja que parecía tener protagonismo o algo que ver en esas fechas. Mas tarde descubriría que se trataba de la Bruja Befana, que tiene una historia muy peculiar, que hace que los niños italianos celebren la noche del 5 de Enero con regalos y caramelos.
Bajamos por la Via del Corso, que era una calle preciosa decorada con un lazo larguísimo de luces de colores , repleto de tiendas comerciales que gritaban al consumismo puro y duro.
Continuamos nuestro paseo, y callejeando tratando de buscar la Fuente de Trevi, preciosa la mires por donde la mires, yo aproveché para tirar una moneda como hacían muchas de las personas que habían allí, y pedí un deseo ¿se cumplirá?
La fuente me despertaba un aire de frescura, de esperanza y un sonido muy relajante, repetimos la visita a ésta fuente en varias ocasiones, y siempre estaba llena de personas.

TIM

Empezaba a hacerse de noche, y nos planteamos la idea de buscar una tienda de telefonía para tener internet, poder usar mapas y estar localizables,  algunos amigos nos recomendaron compañías como Win,  pero no encontrábamos ninguna. Dimos con una llamada “TiM” que nos hizo mucha gracia, por e hecho de que era azul y parecía que continuase con “Timostar” y por 20€ teníamos 300Mb semanales que nos duraría un mes… por no dar mas vueltas y con el riesgo de que cerrasen las tiendas, las compramos, nos la activaron y empecé a ser feliz al experimentar lo que era tener internet en un país extranjero y poder postear mis fotos y mis ideas en instagram, twitter, facebook… sí, lo sé… soy una adicta, pero ¿sabeis? Peor es fumar y mas caro, je, je! (ya, ya… ejemplos tontos) Prosigamos.

Una vez con internet a cuestas, todo resultaba mas sencillo, internet, mapas, google maps, diccionarios online, geolocalizacion para saber donde estábamos… sonara a tópico, pero no era nada mas lejos de la realidad.

Temple de Hadrian Así fue que descubrimos que decidimos sentarnos en una terracita (a pesar del frío) frente al Panteón de Agripa, en una heladería donde tomaríamos unos chocolates que nos saldrían a 6€ c/u, 12€ por dos tacitas de café… si… yo creo que eso era algo exagerado, estaba muy bueno, si… pero no para tanto. En aquella plaza haríamos fotos para seguir caminando hasta dar casualmente con el Temple de Hadrian, que parecía que estuvieran presentando alguna exposición en su interior.
Caminamos, y dimos con la Fuente de Trevi nuevamente hasta que decidimos buscar un restaurante para cenar. Se hacía difícil encontrar un restaurante con carta para celiacos.
Así fue que cenamos en un restaurante donde los camareros eran mas lentos que el caballo del malo y nos fuimos de vuelta al hotel.
Decidimos ir temprano para poder madrugar al día siguiente y de ésta manera aprovechar la luz del sol que se desvanecía aun en la tarde.

6 de Enero de 2012
6:00 am

Sonaba mi despertador y comencé a arreglarme para emprender un día de caminar sin parar. No escatimé en el desayuno, que al ser bufete libre aproveché y desayuné café, croissants con embutido, jamón, piña, melocotón, zumo de naranja y tostadas con mantequilla y mermelada… tenía que llenar mi cuerpo de energía, y además ya era consciente que a mi vuelta comenzaría la dieta, así que, no había excusa que valiese.
Nos fuimos directos a comprar las entradas al Coliseo para verlo por dentro. La entrada valía para varias cosas, al Coliseo, al Foro Romano y al Palatini, y todo por 12€ c/u.
Comenzamos a caminar por el interior del Coliseo con nervios, ganas y algo de frío. ¡Aquello era enorme! Eran las 10 y pico cuando comenzamos a caminar por los pasillos como si de un museo de tratase, esculturas con inscripciones y cuadros decoraban esas paredes allá por el siglo I caminaban los romanos sin imaginar que aun hoy miles de años después caminaría la humanidad estudiando lo que fueron. Y de eso mismo se encargaban los guías que podíamos ver por ahí, españoles, japoneses, alemanes, etc…
De vez en cuando me paraba para escuchar a los españoles que se paraban mientras relataban con entusiasmo curiosidades de las aventuras de los romanos y los gladiadores. Fotos, y fotos, y mas fotos hacíamos nosotros y los cientos de personas que estaban por allí. Bajo el sol todo era impresionante, aunque a veces costaba encontrar el contraste de luces y conseguir una buena foto, aunque con el iPhone e instagram a veces podíamos arreglar alguna que otra foto je,

Roma 2013-36 long Tras una hora caminando por el interior del Coliseo, de descubrir lo que eran los vestuarios, las escaleras e imaginar los balcones por donde se asomaban los espectadores de las luchas con vistas al foro Romano, lugar a donde nos dirigiríamos luego.
Entramos en el foro a eso de las 11:30 y fuimos caminando y haciendo fotos entre las impresionantes ruinas hasta llegar a la zona de la Basílica de Constantino y Majencio, donde habían laberintos, vegetación y unas vistas impresionantes. Allí ya nos dieron casi la una del medio día, ya iba siendo hora de buscar algún lugar para almorzar.
Volvimos a bajar encontrándonos con el Arco de Tito, y con el coliseo ante nuestros ojos, lo dejamos pasar para ir de camino a un restaurante. Buscamos por internet en la guía algún restaurante para celiacos pero la búsqueda cada vez se nos hacía mas difícil, así que optamos por ir a la Pizzería Griglieria, que quedaba además cerca del hotel. Lo mas curioso a la hora de buscar restaurante, fue encontrarnos en el 90% de ellos un cartel con el “TripAdvisor” parecía estar de moda o ser algo importante las estrellas que tuviera en esa red social.
Tras comer, nos fuimos a visitar la Isla Tiberina, un lugar curioso e inquietante pero lleno de magia.
El río Tiber esta lleno de puentes que permiten cruzar de un lado a otro sin ningún problema.

Roma 2013-200 long
Mientras caminábamos por las calles, iba anocheciendo, así que decidimos ir tranquilos por las calles sin prisa alguna. Cruzamos por el Ponte Sisto y nos dispusimos a callejear, mañana nos tocaba visitar el Vaticano, por lo cual, aprovechamos para conocer el corazón de Roma y perdernos entre la multitud.
La aun decorada ciudad hacia que todo pareciera mas mágico aun, el ambiente de navidad, ilusion y regalos, es algo que me encanta, y viajar a una ciudad como Roma, me suponía una delicia.
IMG_1656Así fue que descubrimos una pizzería que haría feliz a Antonio por su gran gama de pizzas para celiacos a la que iríamos esa noche y una feria en la Piazza Navona, con vendedores de globos de helio para los niños, tiendas de regalosdulces, carruseles y mucha magia.

Seguimos caminando para hacer tiempo para la cena, y nos encontramos con el Palacio de Justicia, el Castillo de Sant Angelo, donde retomaríamos por el puente homónimo decorado de ángeles que me recordaron a las estatuas del Dr. Who. Hicimos tiempo paseando hasta llegar a la pizzería: Voglia di Pizza, donde Antonio al fin fue feliz al poder comer una pizza si gluten y además ¡¡deliciosas!!
De camino al hotel nos encontramos con el Largo de Torre de Argentina y nos despedimos del monumento a Victor Manuel II.

7 de Enero de 2012
6:00 am

Me desperté y empecé a arreglarme y a dejarlo todo listo ya que esa misma tarde/noche nos volveríamos a nuestro país. Una vez dejé la maleta lista.Ya estábamos desayunando  a las 8:30 y llenando bien el estomago para estar preparada para volver a caminar sin fin mientras visitábamos el estado dentro de Roma, la ciudad del Vaticano.
Viajamos hasta nuestro destino en metro por primera vez con nuestras cámaras listas, eran las 10 de la mañana y aun nos quedaba tiempo, algo teniamos claro: Había que aprovechar nuestro úlimo día.
Nos bajamos del metro y caminamos hasta el Vaticano. Un súper belén y un altísimo árbol de navidad llenaba el centro de la plaza de San Pedro junto a algunas luces y a la multitud que se acercaba a verlo.
IMG_1691 Yo me limité a pasear alrededor de el, deleitando con el detalle de las columnas y el punto exacto donde si te sitúas, ves todas las columnas alineadas. La magnitud de aquella plaza no dejaba indiferente a nadie, era impresionante, las personas en ella, parecían pequeñitas por mas que acercaran a uno.

Hicimos fotos y fuimos a dar una vuelta por los alrededores haciendo tiempo hasta entrar a los Museos Vaticanos, hicimos un café que nos costó la friolera cantidad de 11€ cada uno… pero tras calentar un poco el gaznate nos introducimos en el edificio.

Una vez dentro, el resumen general se podría definir como: ” paseos para caminar con al boca abierta” Cada rincón, cada milímetro, podrías encontrar una maravilla a cual mejor realizada. Esculturas, techos, ventanas entre un largo etcétera de detalles.
Y el paseo se termino con las escaleras de Giuseppe Momo.
Fuimos a comer a un restaurante “Di Paolo” que estaba en frente y que nos hizo elegirlo por su cartel “Sin Gluten” donde nos comimos una ensalada de salmón ahumado y mozarella y el plato clásico que me quedaba por por probar, ya había probado la pizza, la pasta y ya tocó el turno de la lasaña.
Nos fuimos rumbo a buscar el metro y a visitar alguna de las cosas que nos quedó pendiente el día anterior. Así fue que llegamos a la Plaza de España, con sus impresionantes escaleras, repletisima de gente y vendedores de flores, aun se olía en el ambiente la navidad y los niños ilusionados con sus regalos y bicicletas. Me llamó muchísimo la atención un monumento altísimo algo apartado de la plaza que tenía flores arriba ¿Cómo habrían hecho para subirlas allí? Vaya intriga…
Roma 2013-399 lite
De ahi, fuimos caminando hacia el hotel aprovechando lo que ibamos encontrando, pasamos por la fuente del Tritón que estaba en obras, callejeamos mirando tiendas y haciendo fotos del paisaje hasta visitar de nuevo la Fuente de Trevi donde aproveché para hacerme la última foto y comerme el ultimo Gelatto.
Directos desde el hotel tras despedirnos, donde pillamos las maletas y fuimos hacia la estación Termini, donde esperaríamos al bus (que por cierto estaba muy mal señalado para encontrar la parada) e ir camino del aeropuerto en el bus TAM. el mismo que nos trajo a la idea. Tras romper la taza que me compré minutos antes de subir al bus y darme un golpe en la cabeza con la puerta del maletero del Bus, llegamos a tiempo al aeropuerto de Fiumicino donde Antonio me regaló otra taza de Roma para mi #colecciondetazas con la única condición de que no la rompiese, je, je!

Y así fue que @Vueling nos trajo volando sanos y salvos a España, en el viaje jugamos al Scrabble y al Trivial en el iPad ya que al ser de noche no había mucho paisaje por ver, aunque ya lo disfrutamos a la ida.

*   *   *

Y con esto se termina éste viaje de dos noches y 3 días que exprimimos sin lugar a dudas, restaurantes con TripAdvisor, y aprender a comunicarse entre señas y palabras nuevas como “Grazie, Prego y Bongiorno

El viaje para mi fue muy muy improvisado, a causa de haber estado trabajando a full en navidad, haber viajado poco antes a Cádiz y las cosas del día a día me impidieron organizarme el viaje como es debido y estudiar un poco cosas sobre Roma para situarme en los acontecimientos históricos que estaba reviviendo.

Roma 2013-35Sin lugar a dudas Roma es un lugar para volver, un lugar lleno de magia y calles con una historia para revivir…
La próxima vez, lo organizaré más!!!
Gracias a Antonio por ser un gran compañero de viaje, con el que la diversión y las ganas de investigar la ciudad, estaban aseguradas!

Y nada más, espero que si planeais un viaje a Roma éste post os sirva a algunos como guía.
Si tenéis dudas, preguntas, opiniones y/o sugerencias, espero vuestros comentarios en éste mismo post.

^_^

Y para terminar os dejo algunos enlaces interesantes con fotos y articulos de interés que utilizamos estando en el pais bicontinental soberano con forma de bota de la unión europea.

Un bischisaludo!!!!

APP:  ::TuristEye (para organizar los sitios a ver) ::  PayBack (para organizar los gastos) ::  Gmaps :: Instagram ::

Fotos:  :: Galería de AJBazalo en flickr :: Mi galería en Flickr ::

Links de interés: :: http://www.roma.es/ :: http://www.audioguiaroma.com/ :: 

Hola lectores, buenos días, buenas tardes o buenas noches!

Sé que tengo el blog un poco abandonado, últimamente no hago mas que distraer la mente con mil y un detalles y eso me hace dejar el blog en segundo plano, pero sin olvidarlo, eh!

Tengo varios proyectos en el tintero y muy muy pronto, espero sorprenderos con entrevistas y podcast con personitas muy interesantes, peeeeeeero…. no es a contaros este tipo de cosas a la que vengo hoy, hoy vengo a hablar de un concurso que ha organizado vueling, apto solo para fans de ésta compañía, aunque realmente, es para aquel al que le haga ilusión que una foto suya forme parte del exterior de un avión de vueling con motivo de haber transportado ya a mas de 50 millones de pasajeros.

Para ello Vueling pretende decorar el avión con mas de 200 fotos colgadas en instagram. Además 50 de ellas formaran parte de un libro que se titulará “Vueling air gallery” que viajara a todos los destinos vueling de ese avión, una locura vaya, y lo mejor es que esos 50 ganaran un viaje de ida y vuelta, que en éstos momentos de crisis no viene nada mal (y con lo que adoro viajar, pues ahí es ná, ¡cacho premio primo!)

Así que, como habréis adivinado y por las imágenes que decoran éste blog, yo he participado, pero tengo algunas fotos favoritas entre las cuantas que he colgado. (que son las dos mas grandes)
¿Qué os pido?
Pues nada, entrar desde el link de la imagen (haciendo click encima, pinchando con el ratón, se abre la pagina), y luego dar al me gusta, tendréis que dar permisos a facebook, bla bla bla… lo de siempre que nos pide cada vez que entramos en una aplicación o something similar.
Nota: No os cuesta nada, es gratis, y ganareis muchos puntos de Bischita-ilusion.

Éste tipo de concursos es marketing puro y duro para hacer promoción a la compañía por la cantidad de de links que la peña esta compartiendo around spain solo por ganar un puesto en un ranking, o que como a mi, le hace algún tipo de ilusión que su foto sea protagonista de un avión en el que viajara. Yo soy consciente del uso de marketing gratuito en éste tipo de concursos, pero la verdad es que, aun así, me apetece hacerlo además de por ganar y la ilusión de que mi foto esté decorando el avión de tripulantes decorados de amarillo, porque es una compañía que de siempre me ha gustado como ha funcionado.

Afortunadamente he volado con muchas compañías (solo una vez fuera de españa) y puedo decir que Vueling es de las mas cordiales, puntuales y logradas, salvo algún error alguna que otra vez, que mas que culpa de ellos suele ser por errores meteorológicos (como la vez que me quede en Marbella mas de 40 minutos por niebla en Sevilla ¿niebla en Sevilla? Si, así fue….)

Vueling me transmite muy buena onda, los precios y tal ayudan también, salvo los cambios que están haciendo últimamente, que te cobran la elección del asiento, la maleta ahora es mas cara, te cobran el transporte de instrumento musical como si fuera otra persona, etc…
Pero eso pasa en la mayoría de la compañías, la maldita crisis nos afecta a todos menos a los banqueros y a nuestros queridos políticos, pero eso es algo, que está en estado demasiado candente, y será mejor tocar el tema en otra ocasión.

Ahora, os dejo con mis fotos con la esperanza de que me votéis mogollón y me hagáis tope happy!

Nota: Como son muchas fotos, con votar las 4 primeras ya me conformo jejeje Graciasssss!


            

+ Info: Click aquí –Link

El viernes,que volveré a volar con vueling les diré a las azafatas que quiero ganar! XD
¿Servira un poco de derroche de simpatia y cara dura?
Veremos que sucede!

Espero que os haya resultando amena la lectura!

Un abrazooooo!!!

;