DEP «Cosa Negra»

Hace un rato me ha llamado mi madre para darme una mala noticia, y he entendido por qué llueve. No tenía aun ni 8 años, y debido a un problema sin solución en los pulmones, mi querido perrete ha viajado ésta mañana a un mundo mejor.

Mi perrito en posición amigo psicólogo ¿Puedo ayudarte en algo? Jajajaja

«Cosa Negra» no era su nombre real, cuando mi padre fue al registro le nombró Lucero, porque era un perro de color negro como la noche mas oscura, aunque con el tiempo empezó a salirle pelo blanco.
Con la broma al final todos lo llamábamos así «El cosa negra» o «Cosa» o simplemente «Negro».

Podría decirse que Cosa Negra fue mi mascota favorita, ahora me planteo como será mi regreso a Cádiz sin sus ladridos, sin sus saltos y sin ponerme la patita encima de mi mano llevándosela hacia el para que le rascara la barriguita mientras estaba en el ordenador…

¿Como una mascota puede hacerte sentir así?
Llevarte hasta momentos presuntamente olvidados en tu memoria, y recordarlos tan importantes y/o significativos como cualquier momento vivido con una persona. Con tanto sentimiento y ternura.

Aun recuerdo cuando esperaba a que mi perrita Laika se terminara el café mirandola desde la esquina. Esperaba como un caballero para tomarse su parte del café, daba igual que hubieran dos platitos, era todo un señor, siempre me resultó muy curioso como siempre esperaba que terminase ella.
Calle de la Adelfa, 5Recuerdo como se tiraba haciendo «superman» cuando un rallo de sol entraba por la ventana. Esas poses imposibles dignas de foto, o como lloraba para dar pena para pedir comida mientras practicaba esa carita a la que es imposible decirle que no. Le encantaban las gambas y odiaba el pan, tenia una habilidad especial para comer pipas sin comer la cascara, debí haberlo grabado en video cuando tuve la oportunidad.

También recuerdo como se veía a mi cama mientras dormía y se hacía una bola tras mis rodillas, me encantaba tenerlo encima mientras veía la televisión, era como tener una manta de carne y hueso.
Era muy divertido como miraba al ordenador o al móvil cuando hacía videollamada con mi madre y lo llamaba, y como me buscaba por la casa cuando mi madre ponía discos donde yo cantaba cuando ya no vivía en casa.
Ya podía estar meses sin estar en Cádiz, que cuando llegaba era como si no me hubiera ido nunca, ahí estaba encima mío, tras de mi, persiguiéndome por la casa.

Cuando paseaba por la calle no le gustaba ir muy lejos, a la que te alejabas del camino habitual, hacia fuerzas para no moverse mas y lloraba con éste llanto tan peculiar que parece que se les encoja el corazón, cosa que también hacía cuando lo llevabas en coche; bromeábamos con que creía que lo íbamos a abandonar.

…ya lo echaba de menos, y ahora, toca echarlo de menos aun mas.Mi perrete "Cosa Negra"
Las lagrimas caen de mis ojos, y alguna mas caerá cuando vuelva a pisar mi casa en Cádiz y cuando recuerde que no me recibirá a mi vuelta.

Es una gran verdad el refrán que dice que «El perro es el mejor amigo del hombre» fiel como el solo puede serlo, siempre está ahí mirandote y mimandote cuando te sientes mal y compartiendo tu alegría cuando estás feliz.
Siempre preparado para recibirte, saludarte… hasta que se van definitivamente.

Éste post es algo triste y aunque es imposible que el lo vea, se lo merece, siempre será mi perrete favorito, la mascota ideal para mi…

De nada sirve lamentarse o pensar en todas los mimos que pude haberle dado.
Los momentos pasados los disfruté y puedo sonreír al pensar en todos los momentos que compartí con mi fiel compañero mientras pude.

Siempre te querré, mi querido Cosa Negra.
Descansa en Paz en el cielo de los perretes.

 

 

1 comentario

  1. Mi más sentido pésame, yo tuve un perrete cuando era pequeña y se llamaba Snoppy, fue muy duro cuando le tuvieron que sacrificar, al menos eso cuenta mi yaya…ayss ahora tenemos dos nuevos perretes en la familia y uno de ellos le voy a cuidar en vacaciones, siempre he querido tener un perrete, eso sí, te dejan un vacío cuando se van…

    ánimo!!

    un abrazo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.