Destino

A veces he hablado sobre mi religión, o mi manera de interpretar la vida, del mismo modo que otros creen en la Biblia. He decidido pues, explicar un poco, de qué va exactamente mi creencia. Su nacimiento tuvo lugar, tras el paso de una etapa en la que no estuve pasando nada bien. Preguntas y porqués llenaban mi pensamiento, y toda mi visión se tornaba a negro, y se escondía en la más absoluta oscuridad. Fue el momento en el que decidí renovar mi pensamiento y tener algo en lo que creer. Elegí entonces, el destino, pero alterándolo de manera, que yo me lo creyera, que de alguna manera, me hiciera mas feliz y positiva.

¿En qué consta ésta visión?

Proyectemos el cielo, como una enorme biblioteca, estanterías repletas de libros, donde cada uno de los ejemplares, pertenece a cada una de nuestras vidas. Somos personajes de un libro, donde somos protagonistas. Un libro que no puede ser leído hasta que ese capitulo no es vivido. Los capítulos pasados, pues, son los llamados “recuerdos”. El futuro, son paginas en blanco, pero ya están escritas, pero están en blanco, para que de ninguna manera, tengamos la tentación de leerlas, y puedan creer algunos, que tenemos el privilegio de la elección. Pero no, nuestro querido Dios “Destino” es muy juguetón, caprichoso, y  le encanta jugar con nuestras vidas. Pero lo hace con un buen fin: Hacernos aprender.

A su vez, en nuestra estanterías, hay libros cercanos. Son los libros de todas aquellas personas, que de alguna manera, influyen en nuestra vida. Personas absolutamente necesarias, para poder acontecer nuestro cometido, ese fin por el que estamos aquí. Ese fin, por el que las paginas de nuestro libro, dará cesado, en su última pagina.

Por estos motivos, yo creí, y lo vi todo desde un punto de vista mucho mas claro y positivo.

Algunos me dicen; -Bueno, si crees que tu destino ya está escrito, te quedas sentado en casa, a esperar que llegue el amor de tu vida por la puerta, o que sin buscar trabajo, te llamen por teléfono.- Pero no son tan fáciles las cosas. El Destino es mas creativo, nos da el don de hacernos creer que todo es fruto de nuestro esfuerzo, pues de meritos vive el ser humano, y sin eso, simplemente no seríamos. Tenemos que llenarnos de ilusión y de retos para llenar y completar nuestra alma, todo eso, todo lo que hacemos, de todo lo que nos alimentamos, está ahí escrito… en nuestro libro. Ejemplar único de la biblioteca, llamémosle si queréis, una Biblioteca Celestial.

Con todo esto, teniendo la certeza, de que elija lo que elija, en los peldaños de la escalera de mi vida, sé que estoy haciendo lo correcto, porque, mejor o peor, es lo que estaba escrito, a mi me costará decidir en su momento, y tendré que escuchar a mi corazón, intuición, cabeza, o como queráis llamarle, pero sea lo que sea, desembocará, únicamente, en la siguiente pagina, la elegida para mi, para cumplir mi cometido.

Puede sonar bíblico, rallante, como queráis llamarle. Pero hay que creer en algo, y sobre todo, creer en algo, que os haga sentir mejor. Por ello, respeto a todas aquellas personas que eligen una religión pupilar, ya que el principio de cada ser humano, es ser feliz, y hay que buscar la armonía en uno mismo.

Así pues… he aquí mis creencias. Aquellos que quieran dejar su comentario, son libres de hacerlo en éste post.

Destiny

3 comentarios

  1. Mmm, podría decirte que te equivocas, ya que no es la manera en la que yo percibo el asunto… pero a decir verdad, tu visión de la religión es más científica de lo que puedas creer.

    Ya que nadie escribión ningún comentario en esta entrada, y a estas alturas dudo mucho que alguien publique ninguno; podemos, si tú quieres, discutir sobre nuestras perspectivas religiosas. Podríamos, exponer nuestros puntos de vista y ver en que se diferencian. Si a ti te apetece leer los largos textos que seguramnete te dedique de obtener un sí como respuesta.

  2. Me gusta la idea!
    Acepto!

    Aunque heee!! nunca se sabe cuando va a entrar un comentario! es la magia de internet, la gente te encuentra, cuando te encuentra 😛

  3. Pues sí… lo malo, ahora que me doy cuenta, es que no recibo aviso de contestación ¡cachis!

    Bueno, en cualquier caso, me gusta tu religión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.