Pensamientos Ajenos

En éste mundo hay personas que por hablan, utilizan las palabras en su idioma y se dedican a dejarlas caer, sin hacerlas pasar por una cosa que suele funcionar en la parte alta de la cabeza. Qué vamos a hacerle, si no saben hacer otra cosa ¿no? Yo, los entiendo, pero lo siento, no puedo compartir las ideas.
He dedicado mucho tiempo de mi vida, a intentar ser mejor persona, priorizando lo que hay que poner en primer lugar, y haciendo que las personas que están a mi alrededor, puedan sentir la filosofía por la que vivo a la que llamo “mariposa’s filosofy
No hace mucho, compartí una conversación con una chica, donde comentaba: “Internet es malo y la gente es falsa” y alegaba “Conocer gente por al noche mola, porque si están borrachos al menos son sinceros” Eso, a alguien como yo… perdónenme, pero es innegociable. Si que es cierto, que Internet no es el mundo real, pero igualmente, el mundo real, no rebosa de sinceridad e Internet de alevosía. Por lo que las palabras, subieron algunos tonos en la escala de decibelios.
En la misma conversación, tuvieron la osadía de decir, que nunca había estado enamorada por no ser capaz de “cambiar” si, digo “cambiar” por amor. Dejar las rutinas de lado, y las cosas que me gustan hacer “por amor”. A eso, le sumo, lo que me sucedió no días mucho mas tarde, en las que, tras conocer pinceladas de una historia, inventaron los motivos, por los que una determinada persona había actuado como actuó, dando razones presuntamente coherentes, por los que su actuación correspondía a lo que con sus palabras afirmaba.
En fin, podría hacer un post muy extenso con las palabras que componían las conversación en sí, pero utilizar las palabras para expresar el vacío, está muy feo.

En definitiva señores lectores, la moraleja de todo esto, es básicamente inducir el pensamiento, a ¿tan difícil es escuchar? Hay personas que deberían dedicarse a ser guionistas… lo que sucede es que no tendrían mucho futuro… porque son historias que superan la realidad.
Pero, yo invitaría a las personas, a cuidar sus palabras, su actitud y educar el pensamiento a la libertad. No hay que compartir el pensamiento ajeno, solo respetarlo, y eso amigos y no míos, no es difícil, y muy bonito.

Gracias a dios, o a quien quiera que haya darle las gracias de las cosas que componen nuestro cuerpo y nuestra alma, me congratula poseer el hecho de no generalizar, y no tener el afán de que las personas sean o se comporten de manera indistinta.

Supongo que mis sueños y pesadillas del largo estado donde he estado dormitando, han inducido a escribir todo esto, y revivir el pensamiento de los actos de algunos de los últimos días vividos.

Como siempre sin nombre ni apellidos, “Respeto”

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.